nota

Este Blog está dedicado a mi padre, a su obra de vida, a sus ideas, pero por sobre todas las cosas a su constancia. Al académico, padre y abuelo.
Se agradecen los comentarios inteligentes, que aporten al debate intelectual, que complementen o contrasten los artículos publicados, desde una óptica de respeto por las ideas, incluso aquellas que no se comparten.

lunes, 30 de septiembre de 2019

LA GUERRA CONTRA EL BLOQUEO NO PUEDE SER ETERNA

Esteban Morales Domínguez
UNEAC

Ya la guerra contra el bloqueo, en cierto modo, se la hemos ganado a Estados Unidos. En el orden político internacional, Cuba ha logrado un nivel de comprensión y solidaridad en su lucha contra el bloqueo, que cuenta con un apoyo casi total entre los miembros de Naciones Unidas. Ello se expresa claramente en la actitud asumida hasta por la Unión Europea, que se vuelve hacia tratar de ayudarnos económicamente.
Esa derrota política del bloqueo comenzó a ser una realidad, desde que Barack Obama ordeno abstenerse de votar la resolución cubana contra el bloqueo, en la Asamblea General de Naciones Unidas. Pero hace mucho tiempo ya que el foco de la política norteamericana hacia Cuba cambio, entrando en el período en que Estados Unidos dejo de mirar hacia la presencia internacional de Cuba, para prestar especial y mayor atención a la dinámica de la realidad interna cubana. Mirando en particular hacia el comportamiento de su economía.
Dejando de perseguirla preferentemente en el plano internacional, para concentrarse en su desestabilización interna.
Ello significa que el escenario que se le presenta a Cuba ahora, frente a la política norteamericana, es uno en el que debiera concentrarse en su realidad interna, particularmente económica, para evitar verse obligada a vivir continuamente en continuadas coyunturas difíciles. Es hora ya, de realizar los cambios económicos internos, que nos permitan darle estabilidad a las salidas de las coyunturas económicas difíciles que se nos presentan.
Ello significaría tomar las medidas de política económica necesarias, qué nos permitan superar las dificultades de las que Estados Unidos se está aprovechando para desestabilizarnos internamente. Nuestro Presidente ha hablado de 30 medidas a tomar en la economía interna cubana. Es aquí donde hay que concentrarse.
Se ha hecho evidente fundamentalmente con la administración de Donald Trump, que las medidas agresivas de Estados Unidos contra Cuba, se concentran denodadamente en aquellas acciones que tienen como objetivo, impedir a toda costa que Cuba pueda lograr el crecimiento económico y estabilizarlo. Ocupando así el lugar que le correspondería en la economía internacional.

“La estrategia de Estados Unidos, con la administración de Trump, está enfocada a consolidar la confrontación y la hostilidad, tanto en el plano declarativo como en la ejecución de medidas de agresión económica contra nuestro país” (ver Informe de Cuba contra el bloqueo, julio 2019, p.5).
“… el informe de Cuba evidencia en el 2019, como el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto contra Cuba, continúa representando un freno para el desarrollo de todas las potencialidades de la economía cubana, para la implementación del Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social del país, así como para la consecución de la Agenda 2030 y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible” (Ob, Informe…p. 5).
Hoy existe un cierto consenso dentro de la mayoría de nuestros economistas, acerca de cuáles son las medidas de política económica que debemos adoptar. Entre ellas, algunas como las siguientes:
1-Hay que darles el peso que deben tener dentro del modelo económico a las diferentes formas de propiedad que deben actuar dentro de una economía que pretende ser socialista: la gran propiedad estatal, la pequeña y mediana empresa privada y la propiedad cooperativa, agropecuaria y no agropecuaria.
2- No es posible que creamos que La ley de Cooperativas que hemos lanzado recientemente nos vaya a solucionar el papel que debe jugar dentro de la economía cubana este tipo de propiedad. Su nivel de sujeción a la propiedad estatal es aún demasiado alto y su impase en la definitiva ejecución nos está haciendo daño y retrasando el impulso que debiéramos darle a la cooperativa dentro del modelo económico.
3-El proceso inversionista debe tomar un carácter más amplio. Viéndolo no solo en términos de las inversiones extranjeras. Sino desde la perspectiva del papel que debe desempeñar el ahorro interno, incluido las remesas, convirtiéndose en inversiones nacionales privadas. Mientras más demoremos una medida como esta, mayores serán las pérdidas de capacidad para hacerlo y el dinero acumulado internamente continuara escapando hacia otros mercados. Mercados que bien pudiéramos tratar nosotros de construirlo en Cuba.
4- Se hace necesario flexibilizar el monopolio del comercio exterior, permitiendo mayores posibilidades a la exportación e importación privada y estatal. Dando prerrogativas a la pequeña y mediana empresa para actuar de modo más independiente en la actividad del comercio exterior.
5-Hay que desplegar una estrategia dirigida evitar que la mano de obra calificada escape por la vía de la emigración. Como crecientemente lo está haciendo, permitiéndole a esta última emplearse en la actividad privada. Abriendo empresas medianas, pequeñas y vinculándolas al capital extranjero. Al mismo tiempo, que flexibilizamos las leyes migratorias, para que en cualquier momento esa fuerza calificada pueda regresar, o trabajar dentro y fuera del país cada vez que le resulte necesario.
6- Hay que terminar de seleccionar alguna de las variantes estudiadas para resolver la dualidad monetaria y las tasas de cambio. Siendo cierto que se necesita mucho dinero para hacerlo, pero también que mientras más nos demoremos, los daños sobre la economía serán mayores. 
 
Es que desde el año 2016, nuestro crecimiento económico se ha ralentizado de manera notable. El PIB, entre el 2010 y el 2015 creció al 2,7%; mientras que del 2016 al 2018 lo hizo al 1,5%, esperándose que en el 2019 lo haga solo al 1%. Ha dicho CEPAL que solo será de un 0,5%.
“Algunos factores, parecen cargar con la responsabilidad de ese débil crecimiento. Entre ellos:
- La afectación producida en la economía cubana por el colapso económico venezolano.
-El aumento de las sanciones económicas por parte de Estados Unidos. Quien ha puesto en funcionamiento el título III de la Ley Helms Burton.
-La ruptura económica con Brasil.
-La caída de los precios de algunos productos básicos de exportación.
-El año 2019 entro con una mayor escasez de bienes.
-Escasez crónica de divisas.
-Escasez de combustibles (diésel en particular) lo que afecta seriamente al comercio de mercancías y el transporte público.
-Dificultades para la financiación a los mercados internacionales del país.” (Ver Ricardo Torres, A dónde vamos “).
- “La proporción de personas en edad laboral con un empleo formal se ha reducido sistemáticamente desde el 2011, pasando de un 76% al 64%( Ver: Ricardo Torres, septiembre 11 ,2019; “A dónde vamos”).
-“Hay múltiples factores explicativos, pero uno muy importante es la inversión. Aunque los volúmenes de inversión han crecido, sé mantienen muy deprimidos” (Ob. Ricardo Torres, “A dónde vamos”).


Aunque se ataca ahora la escasez de combustible, adoptándola como un fenómeno coyuntural, esta última se desenvuelve en el contexto del resto de las dificultades mencionadas, que, al mismo tiempo, atacan nuestra economía, así como de las presiones que Estados Unidos continúa ejerciendo para que el combustible no llegue. Por lo que lo de coyuntural, resulta un tanto relativo y aún no está claro, en que nos apoyaremos para terminar con esta eventualidad.
Obligándonos a complementar de manera urgente, con el otro conjunto de medidas anunciadas, que nos permitan tratar de alcanzar la estabilidad económica hacia el crecimiento del PIB.
Todo ello representa, que, aunque hemos adoptado la escasez de combustible como algo coyuntural y las condiciones actuales de la economía no son las que se presentaban en el llamado Periodo Especial, al tener una economía más sólida, organizada y más diversificada desde el punto de vista comercial, el peligro existe. Se necesitan de modo urgente, las medidas ya más arriba planteadas. No debiendo confiarnos en que la coyuntura actual no podría devenir en una profundización de nuestras dificultades. Es decir, profundizar la crisis económica.
La ayuda que ahora nos está llegando de Rusia, China, Unión Europea, etc; debiera caer en un contexto más favorable para utilizarla y que no se nos diluya en los marcos de una planificación excesivamente centralizada, además, dentro de un contexto en que el escenario económico interno no se dinamiza con medidas que permitan salir de los atolladeros en que una política económica carente de cambios, nos está impidiendo dinamizar nuestras fuerzas productivas.
Creo que si no adoptamos las medidas necesarias, lo que hemos asumido como un problema coyuntural, se nos puede convertir en una profundización de la crisis económica que estamos atravesando y ello le ofrecería el contexto más favorable a la actual política de Estados Unidos, para cumplir sus aspiraciones de desestabilizarnos.
Septiembre 24 del 2019.

2 comentarios:

  1. Hasta que no sea de la total comprension de todo el aparato de direccion del pais, que de poco sirve la construccion de las grandes empresas ferroviarias, energeticas o incluso la salud, sin una base de sustentacion en la pequeña y mediana empresa, que la vida ha demostrado, no puede ser administrada por el estado, poco o nada cambiara en el pais.

    Ningun pais tiene la situacion sui generis de Cuba, de contar con 2 millones o el 15% de sus hijos radicados en el exterior, en cuyo poder debe existir como minimo 40-50 billones de dolares, los que en su mayoria no han perdido su vinculo filial, amor patrio, ansias de regresar al pais y disposicion de participar e invertir en su desarrollo.

    Que necesidad existe de continuar condenando a nuestros hijos a expensa del propia supervivencia del pais, a aquellos que supuestamente faltaron a su deber, al decidir emigrar, como si hubieran sido los primeros Cubanos en hacerlo en la historia nacional?


    Ni siquiera la insoportable crisis alimenticia, de medicinas, transporte terrestre, vivienda, comercio minorista, frigorificos, etc., ha motivado a las autoridades a modificar esta conducta absurda, autodestructiva y no se pone en manos de nuestros emigrados estas empresas de limitado alcance y se deja al cuidado del estado, los mega proyectos como son construccion de viales, escuelas, hospitales, defensa, industrial, aerolinea, marina mercante etc.

    Cuba pierde millones de dolares por falta de servicios de mensajeria, lo que oblige a cada empresa enviar vehiculos a grandes distancias para recoger sus productos, los productos agricolas se pierden en los campos, la falta de plantas de procesamiento y conservacion y los BILLONES de horas diarias perdidas al lado de los caminos, carreteras y paradas de omnibus, tratando de ir de un punto a otro.

    Todos hemos estudiado y cuantificado los enormes daños sufrido por el pais a manos del bloqueo, pero pocos o nadie ha querido analizar los que nuestra myopia y rigidez le han causado y causan al pais.

    ResponderEliminar
  2. Buen articulo este; ya es hora de vernos hacia adentro, pero no con medidas que refuercen los "controles" sobre el sector privado el control de las divisas, el mercado interno o las importaciones y exportaciones. Una vez que cada PYME, Cooperativa o productor individual sepa que puede traer su materia prima, y exportar sus productos, asistiremos un crecimiento económico notable. Aaaaah y algo que nadie quiere tocar; cuando los campesinos puedan criar, vender o comerse sus vacas y los derivados lácteos, entonces veremos como la cantidad de reses, (ganado vacuno), crece sustancialmente en el país y quien no lo crea, lo remito a lo sucedido con con los cerdos, en un tiempo no había carne de cerdo en Cuba, una vez que liberaron la venta, ahora hay en todas las esquinas un puesto de venta, muy cara o no, pero antes era cara y no había, ahora al menos hay.

    ResponderEliminar