nota

Este Blog está dedicado a mi padre, a su obra de vida, a sus ideas, pero por sobre todas las cosas a su constancia. Al académico, padre y abuelo.
Se agradecen los comentarios inteligentes, que aporten al debate intelectual, que complementen o contrasten los artículos publicados, desde una óptica de respeto por las ideas, incluso aquellas que no se comparten.

miércoles, 9 de junio de 2021

CUBA EN LASA: SIN BIDEN.

Autor:
Esteban Morales Domínguez
UNEAC
Es cierto que el Presidente Biden tiene muchos problemas que atender. Y Cuba no está entre sus prioridades más importantes. Ni siquiera creo que, que, para ellos, sea una prioridad.
No obstante, muchos cubanos, de ambos lados del Estrecho de La Florida, continúan padeciendo, como si Trump estuviese todavía en la presidencia. Lo cual es una paradoja insufrible. Tal vez más, para quien dijo, desde la campaña presidencial, que seguiría la política de Obama con Cuba. De buena recordación para la mayoría de los cubanos de ambos lados el estrecho de La Florida.
No se trata de una exigencia política, Sr, presidente, sino de un asunto humanitario. Madres, hijos, padres, hermanos, sufren de ambos lados, porque no pueden recibir o enviar remesas, visitar a sus seres queridos, hacerles llegar, o recibir medicinas, alimentos, etc. Pues, hasta ahora, todos continúan siendo víctimas, como si Trump, de nuevo, continuara controlándoles la vida.
Las cuestiones políticas, por ser más complejas, pudieran esperar un poco más. Pero ¿Ud. no cree que en los asuntos humanitarios debiera apurarse un poco?
No pienso que sea tan complejo, volver a echar andar lo de los visados, los vuelos, las visitas mutuas, los intercambios académicos, las remesas, permitir el turismo, dar ciertas facilidades económicas.
Yo sé que es un poquito más complejo quitarnos de encima, la infame medida de Trump, de declararnos en “la lista de países que protegen el terrorismo”. Una infamia, porque es Cuba la que ha sufrido el terrorismo venido de allá. Del país que Ud. Preside. No obstante, Ud. debiera tomar en consideración, que tanto dentro, como fuera de Estados Unidos, se trató de una acción, en extremo impopular. Junto a las 240 medidas agresivas, que ya Trump había adoptado contra Cuba. Sea consciente, de que esa última medida, Trump, la tomaba, para hacerle las cosas más difíciles a Usted. Lo cual se propuso, él muy cobarde, cuando ya se vio perdido.
En realidad, no observo, que sea un gran problema, que al mismo tiempo que Ud. atiende sus prioridades, eche a andar las medidas que prometió con relación a Cuba. Para lo cual todo está dicho y más que negociado, no habría, para comenzar, que inventar nada nuevo. Todo está contenido en su promesa de retornar a la politica de Obama. Qué gano una popularidad interna bastante considerable. Además, disponiendo Ud. de dos personas nombradas y ya aceptadas, que han manejado de manera muy eficiente, los asuntos de Cuba.
¿A qué le teme Ud.  Sr. Presidente? A menos que nos salga con el discurso de que, “a donde dije digo, digo diego”. No haga sufrir más a los cubanos de ambos lados, acabe de apurar, aunque sea un poco, el cumplimiento de sus promesas de campaña.
Aunque también conocemos la historia, de que una cosa se dice durante la campaña y otra cuando ya se está en la presidencia. Aunque no creo sinceramente que ese sea su caso. Pues, me parece Ud. un político poco más experimentado y serio.
Me permito recordarle que Ud. tiene la tarea también de enterrar los funestos años de Trump. Y para eso, es importante que logre mostrar que puede Ud. hacerlo todo mejor. Ninguna de las tareas que tiene, chocan con variar la politica hacia Cuba. Estoy seguro que muchos, tanto dentro, como fuera de los Estados Unidos, lo apoyarían. Más de 80 congresistas lo seguirían, muchos grupos sociales interesados: académicos, intelectuales, religiosos, afronorteamericanos, ciudadanos simples y otros tantos. Se trata de algo en lo que también puede ganar espacio a las intenciones de Trump, de recuperar el congreso en el 2022 y ganar la presidencia en el 2024.Locura de la cual se cree capaz. A pesar de haber sido, el Presidente más desastroso de la historia americana, hasta ahora.
Cuba, como nación, ya goza de mucha popularidad en los Estados Unidos. Y en el mundo también. Sobre todo, dentro de esa parte buena, que ve en su política de bloqueo, un crimen de lesa humanidad, contra Cuba.
Muestre consecuencia también en la politica hacia Cuba y estoy seguro, que eso le hará ganar en credibilidad, para el resto de las tareas que debe cumplir. Porque Cuba ha devenido, casi, un “caso prueba” del humanismo de su política.
El pueblo norteamericano es un pueblo noble, trabajador, amante de su país; que cuando la realidad le permite apartarse de la mentira, está en condiciones, mayoritariamente, de aliarse a las causas más nobles. Mire hacia Vietnam, la lucha por los derechos civiles, la batalla contra el racismo, los deseos de acercarse a otros pueblos, etc.
Trump trato de envenenar al pueblo de Estados Unidos, mientras que Usted tiene la tarea y la capacidad para hacerlos, de devolverlo al camino de la verdad, la unidad, la nobleza, el amor a la nación, salir del engaño. Y eso solo puede conseguirlo, siendo consecuente con la solución de los problemas que se ha propuesto resolver: la pandemia, la crisis económica, la unidad, la migración, el racismo y la discriminación, las relaciones con sus aliados, también, la tantas veces fallida, política de bloqueo contra Cuba.
Cuba es un vecino cercano, que no odia al pueblo norteamericano. Porque a pesar de todo lo que las políticas de Estados Unidos le han hecho sufrir, nunca Cuba albergo odio alguno hacia el pueblo de los Estados Unidos.
Han pasado 100 días de su mandato presidencial y Ud. no ha hecho nada, por mejorar la política hacia Cuba. Todo lo contrario. Incluso, mantiene las 242 medidas de bloqueo, puestas en práctica por Trump, que ya Ud. ha hecho suyas. Además, su primera proyección respecto a Cuba, ha sido volver acusarnos de violar la democracia y los derechos humanos. Lo cual Ud. refuerza, manteniendo a Cuba en la “lista de países que promueven el terrorismo”, cuando Ud. sabe, que han sido los Estados Unidos, quienes aplican medidas terroristas de Estado contra Cuba; nos han invadido, han apoyado otras medidas paramilitares agresivas contra Cuba y nos agreden continuamente.
Ahora, bajo su mandato, Agencias norteamericanas, continúan dando dinero para la subversión en Cuba y como si fuera poco, desde su territorio, personas enemigas, pagan en Cuba, actividades subversivas contra nuestro pueblo. Y, además, esta al cometer la tontería, de tal vez, no darles las visas a los miembros de nuestro equipo de Base Ball, para que vaya a competir por su clasificación olímpica.
Como si fuera poco. ahora han inventado una “Medalla por la Victoria de Playa Giron”. ¿A quienes se las van a otorgar? A los que, en su mayoría, vinieron como cocineros y terminaron cambiados por compota.
Entonces, Sr. Presidente, parece, no debemos esperar, que Ud. cumpla con sus promesas de campaña, pues ya está siguiendo, casi, la misma política agresiva de Trump contra Cuba.
Respecto a Cuba, usted está haciendo lo mismo que Trump. ¿No le parece absurdo eso, Sr. Presidente?
Además, nos resulta muy peligroso, ver, que ya pasaron los primeros 100 días de su mandato y no ha dicho nada sobre la política hacia Cuba; pero toma acciones contra ella. Acusándonos de violar los derechos humanos, dejando pasar las 242 medidas que Trump adopto contra Cuba y manteniéndonos en la lista de países que promueven el terrorismo.
¿Qué nos está ocultando Ud? Sr. Presidente?
¿Con que nos quiere engañar y sorprender Sr. Presidente?
¿A que está jugando Ud. Sr. Presidente?
Disculpe la desconfianza, pero, nos parece Ud. más dispuesto a seguir la misma política fracasada contra Cuba, ya por más de 60 años, que a cumplir sus promesas de campaña.
Por si acaso, le decimos, que no se ilusione, ni sobredimensione, las dificultades por las que Cuba está atravesando ahora. Que nuestro pueblo y gobierno, muy unidos, están trabajando fuerte para vencerlas. Y creo las estamos venciendo. Al mismo tiempo, la solidaridad, que estamos recibiendo, en parte del propio pueblo norteamericano y del mundo, es muy sólida.
Aunque, en Cuba, siempre nos hemos jugado todo, confiando, en primer lugar, en nuestras fortalezas internas. Aunque agradecemos a los amigos. Sabemos que somos nosotros, los cubanos de acá, los primeros que debemos ayudarnos, para que la cooperación que nos llega de afuera, sea fructífera.
Por favor, tome consejos Sr. Presidente, para que no le ocurra lo mismo que le ha pasado ya a otros presidentes, en los últimos más de 60 años.
Si decidiese sentarse a conversar. Estoy seguro, Cuba estaría dispuesta. Siempre que lo haga con todo el respeto por nuestra soberanía e independencia.
Mayo 26 del 2021.

2 comentarios:

  1. Hola, Exelente artículo como siempre.

    Les quiero compartir está plataforma, es cubana y planea convertirse en el adsense de Cuba, (cruzemos los dedos). Con ella ya es posible anunciarse o ganar dinero mostrando publicidad, todo desde Cuba. Para editores Mínimo de retiro 100cup, aquí se las dejo:

    https://bit.ly/Crecexdiez

    ResponderEliminar
  2. Estimado profesor Morales:
    Deseamos consultarle un asunto en privado si fuera posible. Estaremos alertas a su posible contacto a través de csajournal@caribbeanstudiesassociation.org

    ResponderEliminar