nota

Este Blog está dedicado a mi padre, a su obra de vida, a sus ideas, pero por sobre todas las cosas a su constancia. Al académico, padre y abuelo.
Se agradecen los comentarios inteligentes, que aporten al debate intelectual, que complementen o contrasten los artículos publicados, desde una óptica de respeto por las ideas, incluso aquellas que no se comparten.

lunes, 5 de septiembre de 2016

“LLOVER SOBRE LO MOJADO”. NO ES SOLUCIONAR LOS PROBLEMAS

Essteban Morales Domínguez
UNEAC.

Supongo que sea verdad. Porque la información es bien seria y  muy poco reconfortante. Según informaciones recibidas, 100 obreros indios trabajan contratados por una Empresa Francesa en la reconstrucción de la Manzana de Gómez. No se trata de altos especialistas ni de ingenieros, sino de simples obreros calificados en oficios de albañilería, plomería, electricidad, carpintería y otras calificaciones.

Es que en Cuba no tenemos buenos obreros de estos oficios mencionados?
Creo que no sería muy difícil encontrarlos, aunque estoy seguro que lo único que les faltaría es que lo estimulásemos con un buen salario que les alcance para satisfacer sus  necesidades.

No es un secreto para nadie, que los salarios estatales son bajos y muy poco estimulantes. Por lo que obreros de buena calificación prefieren dedicarse al trabajo por cuenta propia, dentro del cual pueden recibir mejores remuneraciones al realizar un trabajo privado, un ingreso mucho más alto que lo que pueden ganar  estatalmente. Otros logran ser contratados por empresas extranjeras, pero sabemos de ese engendro llamado ACOREX que ya probo no ser  muy eficiente y se utiliza para quedarse con parte del salario de los contratados, por el solo hecho de jugar dentro de un mecanismo burocrático de contratación, que no es nada estimulante, dando lugar a ciertos  favoritismos y no pocos mecanismos de corrupción.

Ahora resulta que permitimos a una Empresa extranjera contratar obreros traídos del exterior, indios, que devengan según dicen un salario de 1500 euros mensuales, lo cual sería una fortuna para cualquier obrero cubano. Por lo que un obrero traído del exterior, arrebata a un obrero cubano, lo que este último necesitaría  para recibir los beneficios de nuestro crecimiento económico.

Yo comprendo que necesitamos eficiencia constructiva, para lograr los hoteles que tanta falta nos hacen e  incrementar las capacidades hoteleras para el turismo que se nos avecina.  Pero lo vamos a continuar haciendo de ese modo, negando que en Cuba haya obreros de muy buena calificación, que lo único que le haría falta seria  sentirse estimulado con un salario que les alcance para vivir. Porque un par de zapatos cuesta 400 pesos cubanos y una libra de bistec de puerco 45 pesos, al  menos en La habana.

Me gustaría conocer qué criterio tiene la dirección de nuestro movimiento sindical sobre esto. Lo va a permitir? Conociendo además, que cientos de jóvenes calificados emigran de Cuba, precisamente porqué no encuentran en el  país un empleo que les satisfaga elevar su nivel de vida. De qué modo entonces vamos a solucionar esa situación, si comenzamos a regalar  las alternativas de solución que comienzan a  aparecer?

Creo que debemos ser más exigentes  con los inversionistas extranjeros en la dirección que satisfaga mejor nuestros intereses internos y no “regalarnos como pobres” ante las proposiciones que se nos  hacen, cuando disponemos de capacidades a utilizar.

Donde queda nuestro discurso de un país de más del 10% de universitarios, una calificación mínima de 9 grados,  de un país sin analfabetos y de una fuerza de trabajo que decimos es estimulante para el inversionista extranjero;  con un sistema de ciencia, posgrado e innovación tecnológica que sería la envidia de casi cualquier país en el hemisferio, excepto de Estados Unidos y Canadá.

Se ha consultado con la CTC la introducción de semejante sistema de contratación laboral, que demerita a nuestra clase obrera? 

Estoy seguro que si la protesta no se ha hecho sentir es porque la información no ha circulado suficientemente. Porque se trata de algo realmente desconcertante, que nos denigra, nos descalifica y pone a nuestra clase obrera ante una situación inaceptable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada